TOM BOONEN: EL ADIOS DE UNA LEYENDA

BOONEN EN SU ÚLTIMA ROUBAIX

El Domingo 9 de Abril va a ser un día especial para el mundo del ciclismo. Una leyenda viva del ciclismo  completará sus últimas pedaladas como profesional. Tom Boonen dará por finalizada su carrera en el velódromo de Roubaix.

El señor Tom Boonen, nacido en Mol (Bélgica) el 15 de Octubre de 1980, acumula 120 victorias como profesional. Pero entre estas victorias están nada menos que 1 Mundial de fondo en ruta, 4 París-Roubaix, 3 Vueltas a Flandes, 3 Gante-Wevelgem, 5 GP E3 Harelbeke y 2 Scheldeprijs, hablando sólo en el terreno de las clásicas. También tiene un maillot verde del Tour de Francia y 6 etapas. Un palmarés envidiable. Si lo acotamos al terreno de las clásicas del norte, las clásicas de Flandes, es coronado como el indiscutible rey de los “Flandriens”.

boonen-rey-flandes

EL LEON DE FLANDES Y EL JOVEN BOONEN

Me gustan estas carreras, me gustan a rabiar, y me gustan (deportivamente hablando) los ciclistas que las han hecho grandes. Por eso he sido fan de Johan Museeuw “El León de Flandes”. Son inolvidables sus victorias en Paris Roubaix. La del 96 entrando el trio de Mapei con  Bortolami y Tafi, la del 2000 señalando su recuperada rodilla rota y la épica del 2002, en solitario. En esa Paris-Roubaix de 2002, celebrada con agua y barro me empecé a fijar en un joven de 21 añitos belga que corría su primer año de profesional. Se llamaba Tom Boonen y salió de gregario de George Hincapie, el americano eterno aspirante a vencedor de esta prueba. Museeuw atacó a 56 km de meta, en solitario, y en aquel momento se habló de que fue una locura. Museeuw se encargó de demostrar que de locura nada. Por detrás cuando vieron que “El León” iba en serio el joven Boonen se puso a tirar como una locomotora. Hincapie apenas podía seguir su ritmo, fueron dejando a sus compañeros de persecución y se quedaron solos tras Museeuw.  Hincapie iba tan al límite que se cae en una zona de adoquín y barro. Iba muerto y le dijo al joven Tom que siguiese. Museeuw ganó aquel día con 3 minutos de ventaja, segundo hizo Wesemann que iba intercalado y a Boonen, tercero, le faltaron 4 segundos para pillar al alemán. Tener memoria es bueno, pero YouTube es mejor para las imágenes. Os adjunto el vídeo de aquella edición. Son 8 minutos impresionantes, del minuto 2 al 5 se ve lo comentado. Impresionante.

Ya en el podium Museeuw le recomendó a Boonen que abandonase el equipo americano, que su sitio estaba a su lado, para comenzar un camino que le llevase a convertirse en uno de los grandes en su país. Boonen afortunandamente le hizo caso, Armstrong perdió un gregario y el mundo ganó uno de los mejores clasicómanos de la historia.

BOONEN: SUS TRIUNFOS EN ROUBAIX

Tres años más tarde conseguía su primer doblete Flandes-Roubaix. En el 2012 Boonen consiguió su segundo doblete Flandes-Roubaix y cerró un circulo empezado diez años antes. Desempató con su mentor Museeuw, consiguió una Roubaix más. Además lo hizo atacando en el mismo sitio que Museeuw hacía 10 años, a más de 50 km de meta y con los lobos echándole el aliento detrás. Cuatro corredores del Sky se vieron impotentes contra Boonen. Cuando todo el mundo hubiese apostado por reservar y hacer valer su punta de velocidad Boonen lo hizo de lejos. Los “expertos” decían que “sólo tiene que aguantar en el grupo y ganar en el velódromo. Fácil”. Pues nada, ahí es donde se ven los detalles de los grandes en este deporte, atacó de lejos y dio una demostración de que en forma era intratable. Eso era 2012 y conseguía su cuarta Roubaix. Fue su última victoria realmente grande.

boonen-mons-en-pevele-2012

EL BOONEN DE LOS DÍAS OSCUROS

La carrera profesional de Tom Boonen tampoco ha estado exenta de polémica. En Mayo de 2008, después de haber ganado su segunda Roubaix, dio positivo en un control fuera de competición por cocaína. Fue sancionado.  En  Abril de 2009, después de haber ganado la tercera Roubaix, volvió a hacerlo: otra vez positivo, otra vez fuera de competición, otra vez cocaína. Sé que no soy objetivo, que el corredor me encanta, pero Boonen al contrario que otros profesionales que han dado positivo nunca se ocultó. Admitió su error públicamente, reconoció que tenía problemas con la bebida y que esos problemas derivaban al consumo de cocaína ocasionalmente, que le pasaba lo que a muchos otros jóvenes de su edad. Juventud, dinero, fama y ganas de pasarlo bien. Una suma de elementos que le llevaron a cometer errores.  Mucha fiesta, algún accidente de coche muy famoso y poco deporte. Acudió a terapia y no volvió a caer en el error. Quiero pensar que todos tenemos derecho a equivocarnos alguna vez, y que podemos intentar reparar el error. Boonen fue suspendido, apartado del equipo y entró en dos años complicados a nivel deportivo. Huérfano de importantes victorias, solo una Gante-Wevelgem (esto es poco para un corredor como él, pero muchos matarían por tenerla en su palmarés). Definitivamente parecía que aquel corredor se había perdido. Pero Boonen cumplió con su travesía por el desierto. Y en aquel 2012 el mejor Boonen volvió.

boonen-arenberg

LA RECTA FINAL DE LA LEYENDA VIVA DE LOS ADOQUINES

Desde 2012 hasta la actualidad Boonen no ha sido el “gran Boonen”, aunque todos los años consigue alguna victoria. Y sigue presente en las clásicas. Y es un referente en el equipo. Y en el 2016, después de un invierno complicado, con graves caídas, afrontó la temporada de clásicas en plena forma y solo un increíble Hayman (en el sentido literal de la palabra, no me lo creo) le privó de levantar su quinto adoquín en Roubaix. Fue una derrota muy dolorosa. Pero Boonen buscó un final de año con un objetivo: volver a ser Campeón del Mundo. El circuito en Qatar parece que le favorecía. La selección belga se inventó un abanico espectacular. Y en los últimos cien metros parecía que Boonen lo iba a conseguir. Solo otro gran corredor como Sagan y un esprinter puro como Cavendish le pudieron batir, para conformar un podio histórico en un mundial que no se merecía tanto renombre. Tres antiguos arco-iris en lo más alto.

boonen-podio-qatar

Después de ese Mundial, Boonen dijo que fue la derrota más dolorosa de su carrera. Lefebvre, el manager de Quick Step de siempre,  dijo que nunca había visto a Tom tan triste. Y Boonen decidió que en 2017 dejaría el ciclismo profesional. Cuando todavía estaba a buen nivel. Cuando él quisiese. Y Boonen dijo que sería en su carrera preferida, en Roubaix, donde daría sus últimas pedaladas. Y que las daría como él sabe: intentando ganar.  El Domingo 9 de Abril Tom Boonen se retirará. Y a mí me encantaría que lo hiciese levantando su quinto adoquín. El que le hará entrar en la historia, aunque ya es parte de ella por méritos propios, como el único corredor en ganar cinco veces en “El Infierno del Norte”. Creo sinceramente que el dios del ciclismo le debe a Boonen este quinto triunfo. Veremos.

 

OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG DE JM QUE TE PUEDEN INTERESAR: