CASTELLÓN STAGE 2020

 

Este fin de semana nos fuimos a Castellón a hacer una de las cosas que más nos gusta: montar en bici. En los años 80 del pasado siglo se llamaba “ir de excursión”, en los años 90 era “hacer una concentración”, en la primera década del recién inaugurado siglo XXI era “ir a hacer un Campus con el equipo” y en estos tiempos que corren se llama “hacer un Stage”. Así que como somos modernos y hay que adaptarse o morir este pasado sábado y domingo la gente de Zarabici nos fuimos a hacer un “Stage gastro-bicicletero” a Castellón. Porque nos encanta mezclar las dos cosas, bici y comer. Y de paso nos escapábamos del viento infernal que sopla en Zaragoza y cambiamos de aire y de carreteras.

 

El sábado teníamos programado subir el Desierto de las Palmas, el puerto más conocido ciclísticamente en la provincia de Castellón, por sus dos vertientes. Una vez allí nos encontramos con unos chicos muy jóvenes y delgaditos que subían con sus bicis a una velocidad para nada desdeñable. Dimos por supuesto que eran probadores de bicicletas eléctricas, pero al verlos tan uniformados y ordenados en seguida caímos que era el equipo profesional Alpecin-Fenix en el que corre el portento Mathie Van der Poel y que sus bicis eran como las nuestras y que su velocidad es fruto de ese talento enorme que tienen los ciclistas profesionales. Algún día cuando seamos jóvenes seremos como ellos… ¿verdad?

 

Motivados al verlos subir tan fácil nosotros nos vinimos arriba y subimos una tercera vez… al fin y al cabo somos así de facilones. Después de unos 90 kilómetros muy bien aprovechados con tres subiditas al Desierto, nos fuimos a tomar un arrocito para recuperar. La etapa del día siguiente necesitaba esa gasolina en forma de hidratos.

 

El domingo nos levantamos temprano para ir a hacer una vuelta en la que subíamos el puerto del Remolcador. Un puerto no excesivamente duro,  pero que desde la salida de la playa hasta la cima no deja de ir subiendo por un terreno de esos “de los que pican”. Hicimos un intento de subir Más de la Costa, final de etapa de La Vuelta a España,  pero me tocó el grupo de los no escaladores 😉 (bueno, menos Diego que sí que quería subir esas rampas imposibles).

 

El día salió super bueno. Hicimos muchas risas y bromas, y como nos saltamos un desvío fruto de lo a gusto que íbamos, tuvimos que improvisar e hicimos un final diferente en el que no acabamos subiendo de nuevo el Desierto otra vez. Las tres del día anterior tuvieron que bastar. Eso nos permitió llegar antes para poder comer tranquilamente al solecito de Castellón y volver a casa ya duchados y comidos. Quiero agradecer al Hotel NH Turcosa y a su equipo todas las facilidades que nos han dado, desde poer adelantar el desayuno hasta dejar ducharnos y su amabilidad en todo momento.

 

El resumen es un fin de semana genial, con gente con la que sales en bicicleta muchos días pero a los que casi no conoces en la “vida real”. Estos días es lo bueno que tienen, te dan para conocerte mucho más y sobretodo REIRNOS MUCHO. Por supuesto que esto lo repetiremos… hay que subir el Desierto de las Palmas de vuelta, nos ha quedado pendiente.

 

Y como siempre este tipo de cosas dejan unas imágenes bonitas para el recuerdo. Aquí las tenéis en la siguiente galería. ¡Disfrutadlas!

 

 

OTRAS GALERÍAS DE FOTOS DE CICLISMO QUE TE PUEDEN INTERESAR:

 



Cerramos por vacaciones Trek Zaragoza desde el 3 de agosto al 9 de agosto Nos tomamos un respiro, por eso es posible que tus pedidos on line tengan algo de retraso